cerrar
Opiniones

  «Liderazgo en peligro de  extinción»

OPINION.

Nelson Gregorio Comprés Ruiz. Político, presidente de la Fundación Voluntad Social, Inc. y 1er Vocero del Consejo Comunitario de Pantoja.

Existen diferentes tipos de líderes: políticos, religiosos, empresarial, sindicalistas, deportistas, artísticos y hasta en el mundo de la delincuencia existen líderes.

Es importante ser un líder natural, a quien sus seguidores le siguen de manera voluntaria debido a sus ideas y a su ejemplo.

Una característica de un verdadero líder es que no impone su criterio sino que decide por consenso e interés colectivo.

El lider natural es un visionario, una persona con un claro objetivo, ese enfoque claro de lo que quiere le hace merecedor de que le sigan, esto no quiere decir que es perfecto, pero por lo general es evidentemente ético aunque  el líder necesariamente no es el mejor del grupo que dirige pero lo que sí es obvio es que ese líder natural busca la perfección en sus seguidores identificando en ellos sus virtudes y defectos y los divide en:

A)  Los de altos niveles de pensamientos.

B) Los de oficina con formación administrativa.

C) Los escuderos, los bocinas y mensajeros.

Un verdadero líder muestra interés sincero por las personas que dirige y hace que las mismas se sientan importantes no importa la categoría que ocupen.

Un líder debe tener la capacidad de colocar a cada quien en su lugar y no confundir los roles.

Cito una frase del Gran General estadounidense Douglas MacArthur

“Un verdadero Líder tiene la confianza para estar solo, el coraje para tomar decisiones difíciles y la compasión para escuchar las necesidades de los demás. El No se propone ser un líder, sino que se convierte en uno debido a sus acciones y la integridad de su intención”.

Un buen líder orienta y educa. El verdadero líder es seguido sin que él ofrezca o prometa, es creíble aunque en principio tu no lo entiendas. No juega al tiempo a ver que sucede porque el planifica de principio a fin hacia donde va y lo que quiere. No evade los problemas como se dice, no le da vaselina a los problemas, los enfrenta y asume responsabilidad.

Un verdadero líder no es político con su gente. Me refiero a que no les promete lo que él sabe que no les va a cumplir. Un líder es valiente y no me refiero a esa demostración de violencia irracional sino a defender sus ideales cuando cree que tiene la razón aceptada por el grupo que le sigue.

Hablemos del líder político.

De todos los liderazgo el más importante es el líder político, por la razón de que es la vía a través de la cual podemos ascender a las posiciones de poder para hacer las transformaciones necesarias que contribuyan a las soluciones de la necesidades de la sociedad.

Para ser un verdadero líder en el ámbito de la política se debe tener los seguidores organizados de lo contrario no serías más que un individuo con alta popularidad que no sabe quienes son sus seguidores ni porque le siguen y serías proclive a pasar el tiempo aspirando a pociones políticas sin lograr el objetivo deseado.

En el liderazgo políticos es común el uso de ciertos principios Maquiavelicos como medio para lograr los objetivos; estos métodos en la política es de permanente uso por los armadores de candidaturas quienes no necesariamente tienen que ser líderes, aunque pudieran serlo, su función es hacer ganar al candidato utilizando cualquier herramienta incluyendo malas prácticas.

Pero estos recursos no son propios de un líder natural. Un verdadero líder actúa por convicción y hace lo correcto aunque esto le aleje de lograr posiciones políticas o cargos.

A la hora de apoyar un candidato existen cosas que deberías tomar en cuenta como por ejemplo: existen candidatos buenos como políticos y malos como personas y los hay malos como políticos y buenos como personas. La idea es encontrar equilibro.

En el día de hoy el liderazgo está siendo sustituido por empresarios comerciantes de la política, personas que compran candidaturas, y no es un secreto que el narcotrafico a estado incursionando en la actividad política con fines de evadir la ley y la justicia y con estos actores se va perdiendo la definición de política que nos dejó el Patricio Juan Pablo Duarte y Diez, quien dijo cita:

«La política no es especulación, es la Ciencia más pura y la más digna, después de la Filosofía, de ocupar las inteligencias nobles».

Comenta