cerrar
NacionalesOpiniones

Las banalidades de la vida y las consecuencias que éstas acarrea

Le llamo banalidades de la vida a pasiones bajas que el ser humano suele desarrollar tales como:
1. El ego
2. El odio
3. El orgullo
4. Las ofensas
5. Las diatribas
6. La arrogancia
Dice un refrán popular: «lo que siembras cosecharas», y yo creo en la sabiduría popular de nuestros pueblos.
Para poder sobrevivir en este mundo sin tener al menos uno de estos defectos es difícil, peor aún les tengo una información importante, no basta con luchar por no tener uno de estos malos vicios, también se hace necesario limpiar nuestro entorno, ya que quienes se rodean de personas con estas malas cualidades corren el mismo riesgo de quien las posee.
Digo esto con el propósito de evitar caer víctima de estas banalidades directa o indirectamente.
Las cosas se complican cuando nos hacemos víctimas de quienes padecen esta mala forma de vivir y para estas víctimas de estas banalidades de la vida fue escrito este mensaje.
Las personas deben actuar apegados a la ley, y creer en el régimen de consecuencias, a los fines de que se cumpla el refrán: » el que la hace que la pague», siempre dejando que la justicia juegue su papel, no ejecutar justicia con nuestras propias manos, ya que quedó en el pasado, «la ley del Talion del ojo por ojo y diente por diente.»
En cualquier circunstancia nuestras actuaciones deben estar apegadas a la ley, cumpliendo con ello ese contrato social del que somos signatarios desde que nacemos y hasta que morimos, por las razones siguientes:
1. Por el marco legal que nos rige.
No existe un artículo en nuestros Código Penal donde indique que si alguien nos hace daño podemos vengarnos con nuestras propias manos y ser perdonados. No es así, cuando actuamos por venganza y tomamos la justicia con nuestras propias manos, somos juzgados de la misma forma que quien nos hizo el daño.
2. Por tranquilidad espiritual.
Existe algo llamado conciencia que cuando realizas un mal acto no te deja tranquilo o tranquila.
3. Por el bien de nuestros familiares.
Es nuestra familia la más expuesta debido a que quines realizan acto de venganza se dan a la huida pero se les hace imposible llevarse consigo a toda su familia.
4. Religión.
Para vivir en una sociedad justa se hace necesario el cumplimiento de los 10 mandamientos contenidos en la sagrada biblia. De estos mandamientos escojamos como ejemplo el que reza: » no matarás» porque es el que nuestras leyes castigan con más severidad.
Cuándo alguien da muerte a otra persona surgen ciertas interrogantes.
1.¿Merece alguien que le quites la vida?
2. ¿Que tan grande fue lo que hizo él o ella para merecer morir?
3. El Código Penal Dominicano, como pena máxima, establece prisión de 30 años al que mata a otro u otros, ¿vale la pena pagar ese precio de pérdida de tu libertad por cumplir tu sed de venganza?
4. ¿Se quedará eso ahí. Acaso los familiares de quien mataste no pensaran en vengarce de ti, ya sea con algún familiar cercano tuyo sino pueden llegar hasta ti?.
A lo que invito a mis queridos lectores es a evitar los conflictos que te puedan llevar a que se pierdan vidas humanas, cuando no la tuya o tu libertad.
Se dan situaciones que el ser humano no puede controlar, cito:
1. Ser asaltado por otro individuo o individuos.
2. Ser atropellado por un objeto.
3. No ser agradable a otros.
4. Adquirir una enfermedad de manera imprevista, ect.
Salvo estas últimas 4 circunstancias u otras tantas que pueden haber, las cuales no puedes evitar porque son fruto del azar, los demás casos en que puedas perder dinero, tu liberdad y hasta tu vida, pueden ser evitables, únicamente poniendote por encima de estas banalidades de la vida.

Comenta